En este momento estás viendo Terapia de compresión clínica.

Terapia de compresión clínica.

En el trabajo diario hospitalario, se necesita usar compresión clínica para varias razones. Por ejemplo, para prevenir y tratar la enfermedad de las venas trombosadas, y para ayudar a reducir hinchazón y moretones después de una cirugía o lesión. También se usan para aliviar el dolor que viene de esos problemas. Para tratar estos problemas bien, la compresión tiene que ser la adecuada para cada persona y situación, y también para cada paciente movilidad.

En resumen, existen numerosas situaciones en las que se puede utilizar la compresión clínica en la práctica hospitalaria diaria, las más destacadas:

  • Profilaxis y tratamiento de la trombosis venosa.
  • Profilaxis del edema o hematoma postoperatorio y postraumático.

Compresión clínica: atención específica del paciente

La compresión clínica se da en tres niveles diferentes dependiendo de la situación de cada paciente: suave, moderado y fuerte.

Niveles de compresión clínica

Para un tratamiento óptimo, es esencial que la compresión se adapte a la respectiva indicación, situación y movilidad del paciente. Con la media Mediven Thrombexin 18, las medias Mediven Struva 23 y Mediven Struva 35, Ortoleku ofrece a los pacientes una atención individualizada y relacionada con la indicación.

Compresión Suave. Mediven Thrombexin 18.

  • Profilaxis de trombosis física en pacientes inmóviles antes, durante y después de la cirugía.
  • Prevención y tratamiento del edema postoperatorio y postraumático.

Compresión Moderada. Mediven Struva 23.

  • Prevención y tratamiento de edemas y hematomas posquirúrgicos y postraumáticos y para reducir el dolor asociado (por ejemplo, cirugía ortopédica o cirugía de venas).
  • Profilaxis de la trombosis física en pacientes con movilidad parcial: pre, intra y posoperatorio.

Compresión Fuerte. Mediven Struva 35.

  • Prevención y tratamiento del edema y hematoma postoperatorio y postraumático y para reducir el dolor asociado (por ejemplo, en cirugía ortopédica o cirugía de venas).
  • Profilaxis de trombosis física en pacientes móviles – pre, intra y postoperatorio.
  • Tratamiento compresivo de la trombosis aguda.
  • Terapia de ulceraciones venosas en pacientes parcialmente móviles.

Perfil de presión graduado: un requisito previo para una terapia de compresión postoperatoria eficaz.

Un perfil de presión gradual y decreciente es esencial para una terapia de compresión exitosa y efectiva. La terapia de compresión es efectiva cuando el tejido compresivo ejerce presión externa sobre el tejido. Esto ayuda a mejorar el flujo de sangre hacia el corazón y reduce el riesgo de formación de trombos. Además, esto también ayuda a combatir el edema postoperatorio y postraumático.

Graduación de la compresión clínica

Compresión clínica: pensada hasta el más mínimo detalle.

Mediven Thrombexin es una opción de tratamiento segura y eficiente, especialmente para pacientes con perímetros de muslo grandes. Además, su diseño anatómico permite un amplio espectro de tratamiento con un alto nivel de efectividad. Además, al contribuir a controlar los costos, Mediven Thrombexin ayuda a ofrecer un tratamiento eficiente a los pacientes.

Por otro lado, Mediven Struva es un equipamiento médico de compresión clínica que combina efectividad médica con facilidad de uso. Gracias a su tecnología de tejido de doble tensión con dos niveles de presión y tres longitudes diferentes, se adapta perfectamente a los requisitos específicos de la compresión clínica. Además, no requiere el uso de vendajes complejos, ya que se puede colocar manualmente de forma sencilla. Esto también permite un ahorro de tiempo, un uso recurrente y una fácil inspección de las heridas, lo que lo convierte en un producto ideal para la compresión clínica. La efectividad médica de Mediven Struva ha sido comprobada científicamente.

Deja una respuesta